PODCAST | ‘Desde Palma con amor’, mi primer bolo con ‘Julia en la Onda’

Ir a descargar

«Bolo». Dícese, entre otras cosas, cuando la radio sale del estudio para hacerse con el público. Y es que el buen bolo no se hace ‘de cara’ al público, se va desarrollando ‘con’ el público. Detalle bien diferente. La radio viajera es la que se puede tocar, ver, vivir. Esa que se acerca al oyente más fiel, que no suele faltar a la cita. Incluso acude a las 3 de la tarde a coger sitio para ver el programa, in situ, en un auditorio a las afueras. Y, mi primer bolo en ‘Julia en la Onda’, ha sido en Palma de Mallorca. Para mí fue especial. Claro que fue especial. Porque pude compartir trastienda con un equipo tan interesante como próximo. Sensatos, constructivos, buena gente. La Otero sabe rodearse de profesionales inspiradores, la verdad. Así que lo disfruté más porque me sentí muy cómodo. Y eso no es tan habitual como parece en esta profesión. Inspiradores es un palabro que repito demasiado últimamente, porque estoy teniendo la oportunidad de aprender y aprender de lo mejor de los medios de comunicación y, encima, con la suerte de estar siendo consciente de que estoy aprendiendo de mis referentes, así que abro los sentidos a tope. A diario. El viaje de ida y vuelta a Palma mereció el trajín para contagiarme más de currantes de la radio y oyentes de la radio, oyentes y currantes. Lo de menos fue lo que hice en directo, pero ya que estamos aquí… Ahí va el podcast. Una sección que como analista de medios denominaría desengrasante. Hemos venido a jugar. Pero mejor si jugamos aportando y descubriendo puntos de encuentro, dentro y fuera de los estudios.

Anterior Siguiente