De cuando dices a Julia Otero en directo que tienes un póster suyo en casa

Lo he hecho. He dicho a Julia Otero en directo que tengo un póster de su Radio de Julia guardado por casa. Lo tuve colgado en la pared de mi cuarto en los años de estudiante de periodismo en la Universidad. Que nadie se asuste, no es ninguna psicopatía. La vida se construye con referentes y la gente que me conoce bien sabe que Julia ha sido uno de los más importantes desde que era adolescente y descubría mi curiosidad por lo que significa esto del oficio de la comunicación con mirada propia, honestidad crítica e imaginación. Y, de repente, un día me encuentro formando parte de ese programa del que tanto he aprendido y que tanto supuso para mí, por qué no lo vamos a reconocer. Y, de repente, da vértigo. Y, de repente, titubeo en directo al pensar qué giros da a veces la vida. Nunca me planteé la posibilidad de trabajar con Otero. Al contrario, me daba bastante respeto imaginarlo siquiera, pero ahora me alegro de aceptar, porque me he dado cuenta de que no me he equivocado a la hora de elegir los inspiradores referentes de los que aprender y que soy un privilegiado al poder llevar a cabo esta temporada una sección sobre tele en una radio en la que nos atrevemos con enfoques de contenidos con los que no todos se atreverían. Hemos venido a jugar con nuestras imperfecciones, ideales e ilusiones. Pues juguemos.

Ir a descargar

Puedes escuchar la sección en Julia en la Onda también en Itunes y Spotify, además de en Onda Cero. Todos los podcast también reunidos aquí.

Anterior Siguiente