Cuando enseñas tus correos a toda la Facultad

Vale, no me percaté. Abrí mi correo y el escritorio del ordenador ya estaba siendo proyectado en la pantalla del auditorio de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla. Los alumnos no dudaron en inmortalizar el momento. Algunos, después, reconocieron que hicieron zoom. Por suerte, no tenía ningún correo comprometido. De hecho, mi mail suele ser muy aburrido. Con mucho spam y poca epístola de amor. Así que fue mucho más interesante la clase sobre la nueva era de los contenidos televisivos, dónde va a parar.

Anterior Siguiente