Empollones

En mi última clase, siempre pido una foto a los alumnos. Tal vez porque, así, dentro de unos años, pueda decir aquello de ¡yo les vi primero! Y, este año, y ya van cuatro dando clase en el máster de contenidos televisivos de Gestmusic, sé que esta panda de creadores se labrarán un camino. Sea dónde sea. Sea cómo sea. Tienen mimbres para lograrlo: tienen ideas, tienen obsesiones y, además, en este curso, han exprimido la oportunidad de adquirir una visión profesional bastante global de los mejores que hacen la televisión en España, la de siempre y la que viene. De Jordi Rossel a Pablo Lara. De Tinet Rubira a Eva Marín. De dentro y de fuera de Gestmusic. Por mi parte, en este curso, he podido dar un paso más allá y realizar una jornada en la que explicar artesanales herramientas que tan bien aprovechó Chicho Ibáñez Serrador en la televisión del pasado y que sirven para enriquecer la televisión del futuro. Apasionante, aunque habrá que pulir más esa clase para la próxima. Además, en otras jornadas, diseccionamos el fenómeno Operación Triunfo -con sus pros y contras-, estudiamos nuevas narrativas audiovisuales, nos sumergimos en distintas tácticas y artes de la tele internacional e incluso realizamos un taller interactivo con Twitter. También realicé alguna confesión, como el realizador que más me gusta (silencio) literalmente. Me puse muy rojo, claro. Todo sea por el gag que desengrasa una clase de dos horas.

Anterior Siguiente