Haz el ejercicio o el hipnotizador te sacará

“Haz el ejercicio o el hipnotizador te sacará”, me susurró Lluis al oído en plenos prolegómenos del espectáculo de hipnosis de Astyaro. En efecto, miré a mi alrededor y me acongojé al ver como todo el público estaba haciendo al unísono el puñetero ejercicio de concentración. Todos, absolutamente todos, menos yo. Pero entonces, como pronosticó Lluis, vino el hipnotizador y me dejó completamente frito en el suelo del patio de butacas del Teatro Lara. Bueno, vale, esto último es mentira, sólo quería incorporar un giro dramático. En realidad, en la hipnosis sólo entran aquellos que quieren y, de hecho, el superpoder de Astyaro está en que huye de los manoseados tópicos de los hipnotistas cómicos para realizar un interesante viaje que explica con sensatez, humor y mucha complicidad un estado a priori difícil de entender. Hasta que lo ves o lo sientes. Lluis ya quiere repetir. Eso sí, sólo regresará conmigo “si hago como que hago” el ejercicio hipnótico.

Anterior Siguiente