Ya puedo poner en el currículum que he sido colaborador de ‘Julia en la Onda’

Ya puedo poner en el currículum que he sido colaborador del programa Julia en la Onda. Nunca me había planteado tal cosa, pero esta misma cosa me impresiona. Porque debo confesar que descubrí la radio gracias a Julia Otero y su equipo con profesionales como Carmen Juan o Joan Quintanilla, entre tantos otros. Entonces, el programa se llamaba La Radio de Julia y, para un adolescente que estaba asistiendo a una televisión en la que parecía que ya sólo funcionaba el corazoneo, este formato me despertó la inquietud radiofónica y me demostró que eran posibles alternativas competitivas, creativas y auténticas. Pero esto ya lo he repetido muchas veces, lo que no he valorado tanto es la oportunidad que estoy teniendo en estos años de aprender con mi paso por diferentes emisoras de radio y sus distintos presentadores. Cada cadena es un universo y, a veces, es difícil encontrar la química. Más aún cuando mi máxima es: aquí hemos venido a jugar. Y en Julia en la Onda he podido jugar. Y, encima, con tiempo suficiente para explicar la televisión con cierta chicha –puedes escuchar las secciones aquí-. Y, encima, he podido sentir aquello que fantaseaba de adolescente: cuando me imaginaba cómo caminaban hacia la radio los colaboradores del programa entre la diversidad cultural de Las Ramblas. Lo que jamás imaginé es que, veinte años después, lo iba a plasmar en una red social llamada Instagram.

El camino a #JuliaenlaOnda

Una publicación compartida de Borja Terán (@borjateran) el

Anterior Siguiente